20071003000817-virgen-maria.jpg

         El 18 de Julio de 1,999, se produce un hecho de mucha importancia para Amazonas, más aún, cuando esta está involucrada con la fe y la creencia religiosa. Ese día en Bagua y ante una multitudinaria concurrencia, el Obispo de Chachapoyas, José Ignacio Alemany Grau, proclama a Santa María como Reina de Amazonas y Patrona de la Diócesis de Chachapoyas, convirtiéndose en la última deidad religiosa en ser designada en esta parte del país. 

SUS CARACTERISTICAS:   

      Es una bella imagen hecha en madera que fue confeccionada por los artistas del taller Don Bosco de Chacas (Huari). Tiene las siguientes características: Mide 1.80 metros y representa a la Virgen en actitud peregrina llevando, entre sus manos, a Jesús. El niño porta en su mano derecha la famosa orquídea que precisamente tiene como nombre “orquídea Amazonas”.   

      El rostro de la virgen es de gran serenidad y de dulce ternura, invitándonos a acoger a Jesús que, al mismo tiempo que hijo de ella, hijo de Dios. Los colores de la imagen de la Virgen son suaves y nos invitan a meditar en el cielo azul de Amazonas, en el rojo vivo del amor y el interior del manto verde nos recuerda el frescor de sus campos. El velo, suavemente movido por el viento, nos habla del recato y la santidad de María, al mismo tiempo que nos demuestra su cercanía, ya que sale siempre al camino de todos los que puedan necesitar.     

    Por su parte el niño Jesús, en su vestido blanco ribeteado de oro, nos habla de su pureza y realeza al mismo tiempo que nos muestra el cariño que tiene por Amazonas en la orquídea que nos ofrece. Ambos, Madre e Hijo, llevan los pies desnudos. La Madre va caminando. Su pie izquierdo, ligeramente levantado, el manto y el velo en movimiento, la postura de las manos, dan a entender el deseo de entregar su pequeño Jesús a quién se acerque para acogerlo con amor. 

LA PROCLAMACION   

      La proclamación de Santa María Reina de Amazonas, se hizo en la clausura de la Misión Diocesana que dieron los Padres Redentoristas el año 1999 como preparación al Gran Jubileo 2000. El 18 de Julio, una gran multitud se congregó en la ciudad de Bagua para participar en esta Celebración Eucarística. El Obispo de la Diócesis, José Ignacio Alemany Grau, acompañado por Monseñor Daniel Turley Obispo coadjutor de Chulucanas, con 20 religiosos misioneros y un grupo de sacerdotes de la Diócesis. Estaban presentes también distintas comunidades y parroquias de Amazonas.       

      Como Obispo de Chachapoyas, para gloria de Dios Padre, que escogió a Santa María como a su hija predilecta. Para gloria del Verbo encarnado, que quiso nacer de Santa María Virgen y para gloria de Dios Espíritu Santo, que tomó a Santa María como a su esposa para que de ella naciera Jesucristo. Al terminar la proclamación, colocó a los pies de la hermosa talla su báculo, a fin de que ella sea la que conduzca los destinos de la Iglesia diocesana.        

     Desde esa fecha, el segundo domingo de Julio de todos los años, en algunas parroquias se celebra esta proclamación a Santa María Reina de Amazonas.